Los sindicatos plantean demandas al nuevo ministro de Educación

29 junio 2015.-

El sindicato de profesores ANPE ha lanzado un comunicado tras el nombramiento de Iñigo Méndez de Vigo como nuevo ministro dejura-nuevo-ministro-mendez--644x362 Educación en el cual piden que “ponga en marcha medidas urgentes para mejorar el sistema educativo y la reposición de las condiciones laborales y sociales del profesorado perdidas en esta legislatura”.  Aunque la legislatura está llegando a su fin con escaso tiempo para poner en marcha nuevos proyectos, en el sistema educativo español existen carencias y cuestiones pendientes sin resolver.

El curso que ahora finaliza ha venido marcado por la implantación de la LOMCE y por su desarrollo curricular. Se trata de una reforma educativa, elaborada en el marco de unos recortes insostenibles según ANPE y que los centros educativos tuvieron que poner en marcha al comienzo de curso de forma improvisada, debido a que muchos diseños curriculares ni estaban aún desarrollados en algunas Comunidades Autónomas, ni tampoco había voluntad política de hacerlo. El sindicato pide:

 

  • Un incremento significativo de la inversión educativa de cara a los próximos presupuestos generales del Estado, en la actualidad sensiblemente inferior a la media de la OCDE, considerando a la enseñanza pública como pilar fundamental para garantizar el principio de igualdad de oportunidades y la cohesión social.
  • Reversión de los recortes materializados sobre la enseñanza pública y su profesorado en los últimos cinco años, mediante la derogación del RD14/2012 y el RD 20/2012, que han supuesto la supresión de la paga extraordinaria de Navidad de 2012, el aumento de las ratios escolares; el aumento de la jornada lectiva para los docentes; la eliminación de complementos retributivos; la modificación de la cobertura de sustituciones por bajas laborales y la reducción hasta el 10% de la tasa de reposición de efectivos docentes durante tres años y en la actualidad al 50%, entre otros muchos perjuicios.
  • Reconocimiento y valoración social de la función docente. La situación del profesorado requiere un tratamiento urgente en el compromiso de mejorar la Educación. Todo lo relacionado con las condiciones laborales y profesionales de los docentes debería quedar establecido en un marco propio: el Estatuto Docente.
  • Desarrollar un plan de mejora de la convivencia escolar que incluya el desarrollo reglamentario de la ley de autoridad del profesor, un programa de prevención de acoso escolar que contemple la aceleración de los protocolos de protección a las víctimas y reactivar el Observatorio Estatal sobre la Convivencia Escolar.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.