La alcaldesa de Barcelona liquida el convenio sanitario de los funcionarios del Ayuntamiento

El gobierno de Barcelona, liderado por su alcaldesa Ada Colau, ha ratificado la clausura decolau-1 la mutua municipal que ofrece cobertura sanitaria a los más de 9.000 funcionarios que trabajan para el Ayuntamiento. Así ha informado el diario El Mundo que asegura que la elevada deuda que arrastra el servicio justifica la expulsión de los mutualistas y su integración en el Sistema Nacional de Salud.

La comisionada de Salud, Gemma Tarafa, se propone así culminar el proceso que comenzó Xavier Trias para integrar a los funcionarios en la sanidad pública y sacarlos del Institut de Prestacions d’Assistència Mèdica al Personal Municipal (PAMEM). De momento los gerentes del PAMEM conservarán su puesto porque seguirá gestionando cuatro centros de atención primaria. No tendrán la misma suerte los 107 médicos que trabajan en la rama mutualista y es incierto el futuro del resto de trabajadores de la mutua, los del área administrativa.

Según la comisionada de Salut alegó que esta decisión se ha tomado porque el PAMEM arrastra una deuda acumulada de «13 millones de euros» y porque, además, los funcionarios saldrán ganando en «calidad» médica.

todos los sindicatos se han mostrado dispuestos a “colaborar” en la salida de los funcionarios del PAMEM, excepto Acción Sindical Independiente (ASI), que aseguró que no permitirá el “saqueo” de la mutua municipal y que está dispuesto a llegar a los tribunales para defender el servicio y la propiedad municipal del edificio desde el que se gestiona.T ambién CCOO salió al paso de las palabras de la comisionada de Salut. El sindicato usó Twitter para aclarar que se ha reunido «una sola vez» con Tarafa y no les quedó «nada claro» lo que el Ayuntamiento quiere hacer con el PAMEM. La oposición manifestó también su inquietud por el traslado de los funcionarios al CatSalut y el modo en que se realizará esa «integración.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.